Según el último informe global de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, en inglés), el streaming ya representa más de un 50% de todos los ingresos digitales del sector, y es la causa por la que la industria creció en 2016 por primera vez desde el año 2000.

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas. Las plataformas de streaming se han encontrado con muchos baches en el camino y no ha sido hasta hace 1 año cuando los artistas se han dado cuenta de que Spotify y Apple Music se han convertido en la fuente principal de ingresos de las discográficas.

Conoce las 5 claves por las que el streaming cambiará la industria musical para siempre:

  1. Ingresos periódicos: El punto más conflictivo del streaming se ha convertido en su mayor punto a favor con el paso del tiempo. Y es que, si bien es cierto que con la venta de un disco se gana más dinero y más rápido, con el streaming un artista seguirá recibiendo dinero de forma indefinida.Si compras un CD un artista recibe un pago único, independientemente de si sus fans lo escuchan 1 o 1.000 veces. Pero, ¿y si un artista puede seguir recibiendo dinero aunque hayan pasado 20 años? Es mejor recibir 1 euro al año durante 40 años de un fan que 15€ en un pago único.

    2. Reducción piratería: Países como el nuestro han visto como la piratería ha bajado de forma drástica. El streaming es sinónimo de accesibilidad y ahora es más sencillo escuchar música al instante en una plataforma legal que buscar un archivo en torrent, esperar a que se descargue, que no tenga virus, etc.

    El ocio para jóvenes ha dejado de ser un lujo para estar al alcance de todo el mundo. Antes hay quien no podía permitirse gastar 15 o 20€ en un CD, ahora existen subscripciones de pago a 2,5€ (cuentas familiares) o gratuitas con publicidad. 

  1. Visibilidad global: El streaming permite que los lanzamientos se puedan hacer a escala global sin invertir mucho dinero. Ya no hace falta contar con canales físicos de distribución, sino que con subir un álbum a Spotify, Tidal, Apple Music, Amazon Unlimited o Google Play Music podremos conseguir un éxito mundial de forma viral.
  1. Monetización de nuevos usuarios: Uno de los pilares fundamentales del éxito del streaming es que ha conseguido monetizar a usuarios que nunca antes habían generado ingresos para la industria musical.
    ¿Cómo hacemos que alguien que nunca compra discos genere dinero? Gracias a las cuentas gratuitas con anuncios, Spotify o YouTube han conseguido que todos los usuarios generen dinero para los artistas y las discográficas. 
  1. Beneficios a largo plazo e inversión: Conseguir que el streaming tenga éxito ha sido parte de un proceso complicado y de largas negociaciones. A corto plazo se gana menos dinero con el streaming, pero a medio y largo plazo estamos consiguiendo una fuente de ingresos regular que puede garantizar la estabilidad económica de los artistas y la supervivencia de las discográficas.

Otro de los beneficios del streaming es que está creando muchos puestos de trabajo, algo muy importante si tenemos en cuenta que encontrar empleo joven es complicado. Cuanto mayor son los ingresos de un sector, más inversiones se hacen y más crece el número de personas que pueden vivir de la música.

Disponer de la música actual y las próximas novedades de forma instantánea es un placer difícil de resistir. El impacto del streaming es tal que la mayoría de países ya lo incluyen para hacer semana tras semana sus listas de ventas, ver qué canción o disco llega al número uno, o incluso para otorgar las certificaciones de oro y platino.

No importa que plataforma uses, gracias al streaming seguiremos teniendo noticias de música y novedades sin tener que preocuparnos de que las discográficas quiebren como hacían en los últimos años.