Uno de los autores actuales que más dinero ha generado ha sido el que firma con el pseudónimo de Banksy. Dinero generado principalmente por la venta de merchandising relacionado con su obra, que más que llevárselo él han sido terceros quién han hecho negocio con su obra. En parte por el misticismo que surge siempre que se habla de este artista. De hecho no se conocen muchos datos de esta persona que firma siempre sus obras con este pseudónimo.

No se conoce cuál es su nombre real ni cuál es su fecha o su lugar de nacimiento.

Fue a finales de los 90 cuando se empezó a ver en Bristol un graffiti que se diferenciaba del resto. Además todos estos eran firmados con el nombre de Banksy y tenían un elemento común que era la crítica social. De una actividad vandálica en los 90 pasó a ser una actividad reconocida a nivel nacional e internacional como arte a principales del siglo XXI. Con su humor anti-sistema llegó a exposiciones de medio mundo sin que ni siquiera se sepa su nombre.

Aunque al final ha caído en las ramas del capitalismo y se han vendido muchos de sus obras de arte en casas de subasta. Aunque también hay que decir que muchas de sus obras se han vendido y explotado sin su consentimiento al no querer salir de ese misticismo que hemos comentado antes.

La fama de este autor y su estilo han causado tendencia y en muchas ciudades, sobre todo en Reino Unido, se dio lo conocido como “efecto Banksy”, que hizo que muchos jóvenes reproducieran o crearan obras siguiendo su estilo con el fin de hacer una crítica social vista por todos.

Pero no todo son elogios para este artista y muchos hablan de populismo y doble moral cuando se refieren a este autor. Lo que está claro es que quería crear polémica desde un principio y lo ha conseguido con obras que nos hacen pensar sobre el actual modelo económico. Claros ejemplos son Love is in the air y Serie de stencils de ratas.

Por cierto, para conseguir las reproducciones de Banksy tan sólo tenéis que ir a cualquier tienda de souvenirs de Reino Unido.

Dejar respuesta