claves del marketing digital

En la actualidad, las estrategias de marketing digital juegan un papel fundamental en todas las empresas. Se trata de un canal de innovación que a diario demanda más inversión y es el sector de mayor crecimiento gracias a la alta comercialización de dispositivos móviles. Por eso, es importante que deleguemos ciertas acciones en manos de profesionales del marketing digital.

Las principales ventajas que ofrece el marketing online son: los resultados son medibles, tiene el poder de viralizar contenidos, consiguiendo un gran alcance, costes de producción bajos y presupuestos de las acciones más flexibles.

Si eres el responsable de marketing de una empresa o un project manager, y necesitas algunos consejos para llevar a cabo una estrategia digital profesional, a continuación daremos algunas pautas para convertir nuevos usuarios para tu negocio, conseguir tráfico de calidad y obtener buenos resultados de ROI. Las pautas no son necesarias seguirlas en orden, pudiéndose aplicar en función de las necesidades:

  • Hacer un diagnóstico de cuál es la situación actual de la empresa y cuáles son las acciones que se están llevando a cabo y sus resultados.
  • Analizar qué es lo que está haciendo nuestra competencia, tanto directa como los líderes del sector. Esto nos puede servir como banco de ideas de acciones que podemos realizar.
  • Fijar los objetivos que queremos conseguir. Estos objetivos deben seguir la técnica SMART, es decir, que los objetivos deben ser específicos, medibles (tráfico o ventas), alcanzables, realistas y con un plazo de tiempo concreto (aconsejable hacer un cronograma).
  • Calcular el presupuesto. Para una campaña de marketing digital, es clave evaluar el rendimiento del dinero invertido. Hay que calcular una inversión global, después tenemos que dividir la inversión en cada uno de los diferentes medios. También es bueno presupuestar partidas de emergencia en caso de servir de puja para la consecución de los objetivos.
  • Segmenta tu público. Debemos tener muy claro cuál es nuestro público objetivo. Para ello, tenemos que investigar para definirlo bien y no despilfarrar el presupuesto. Una vez tengamos eso, hay que segmentar los anuncios para maximizar el retorno de la inversión, asegurándonos tráfico de calidad.
  • Actualizar las métricas. ¿Cómo se van a medir los resultados? Está es una de las pautas más importantes del plan, ya que gracias a la analítica web y nos daremos cuenta si las acciones que estamos tomando están arrojando frutos positivos. El más usado es Google Analytics.
  • Tipos de campañas publicitarias. Hay que tener muy claro cómo vamos a gestionar las campañas publicitarias: CPM (coste por cada mil impresiones), CPC (coste por cada clic generado), CPL (coste por cada lead) o CPA (coste por adquisición). La elección dependerá tanto del objetivo como del presupuesto que tengamos.
  • Identifica los canales más adecuados. Si la campaña está destinada a un público que realiza búsquedas se debe usar SEM (Search Engine Marketing) mediante Google Adwords o Bing Ads. Si vamos a invertir en publicidad gráfica utilizaremos Google Adsense, Rich Media y Double Click. Para usar las redes sociales, administraremos SMM (Social Media Marketing) para Facebook y Twitter. Otras opciones son el video marketing en Youtube o el local search utilizando Google My Business.
  • Redes Sociales. El objetivo debe ser crear una comunidad y fidelizar a los seguidores mediante contenido de calidad. Además hay que aprovechar la bidireccionalidad que nos ofrecen para escuchar a los clientes y poder mejorar nuestro servicio.
  • Marketing de contenidos. Es una de las tendencias en la actualidad y ya está demostrando su efectividad. Tanto para las redes sociales como para el SEO es una gran herramienta que nos ayuda a ganar relevancia con contenidos frescos. Puede atraer un gran número de visitas a nuestra página web.
  • SEO. Son las iniciales de Search Engine Optimitation, y lo que busca es posicionar a la página web por determinadas palabras o frases en las primeras posiciones de los resultados que nos dan los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo. Para ello, lo primero es investigar cuáles son las palabras que usan los usuarios (Keyword Research) y optimizar las páginas en base a los múltiples factores que tienen los buscadores como referencia para categorizar las webs.
  • Móvil. Cada vez hay más tráfico que proviene de los dispositivos móviles como smartphones y tablets. Esto hace vital que las páginas sean responsive para que se adapten a estas pantallas y no perdamos clientes potenciales.

Estos son solo algunos consejos. Como vemos son bastantes como para llevarlos a cabo sin conocimiento. Así que como hemos recomendado al principio aconsejamos delegar en una agencia que esté especializada y que nos quitará gran carga de trabajo a la hora de llevar a cabo el plan.