El analista Fernando Rodríguez Acosta valora los pros y los contras económicos de la renovación de Fernando Alonso

El piloto asturiano Fernando Alonso había confirmado a los medios de comunicación que durante el mes de septiembre iba a anunciar su futuro con respecto a la Fórmula 1. Se retrasó casi un mes en el cumplimiento de su palabra, pero ciertamente las condiciones empresariales y económicas de las últimas semanas han motivado este retraso. El analista económico y deportivo Fernando Rodríguez Acosta valora las consecuencias positivas y negativas de esta renovación y qué nos puede deparar la próxima temporada.

Fernando Rodríguez Acosta explica por qué Fernando Alonso se mantiene en F1

Según Fernando Rodríguez Acosta, el piloto español Fernando Alonso, actualmente con 36 años de edad, podría haber llegado a dejar la Fórmula 1 a partir de esta temporada. Si no lo hizo fue por una mezcla de factores personales, deportivos y económicos. Pero no se puede negar que acabará sucediendo más pronto que tarde.

El asturiano es, después de Kimi Räikkönen, el titular más veterano de la competición. Muchos otros pilotos han aguantado con más edad, pero podríamos estar ante una larga y rápida recta final en la trayectoria de Alonso en la Fórmula 1.

Como todo corredor, él quiere ganar y conseguir triunfos, podios y títulos. No se le discute talento para conseguirlo, pero sí coche con el que hacerlo. Si la tensión entre Honda y McLaren (escudería actual del español) se hubiera mantenido, Fernando Rodríguez Acosta mantiene que Alonso habría optado por un cambio de tercio.

La razón por la que no dijo nada en septiembre es que, precisamente estas dos empresas, firmaron un acuerdo de cancelación de contrato con el fin de que ambas pudieran perseguir nuevos objetivos y con mayor éxito a partir de 2018. Alonso esperó a la decisión final y ha terminado renovando.

Condiciones del contrato con Fernando Alonso

El analista Fernando Rodríguez Acosta explica que Fernando Alonso no ha informado públicamente de las condiciones de este contrato, posiblemente uno de los más complejos y negociados en los últimos años.

Podemos basarnos en el caché previo del piloto español, 90 millones de euros por tres temporadas. Actualmente, lo único que sabemos es que él tiene plena potestad para una renegociación o no renovación y que, según sus declaraciones, es a largo plazo.

Por tanto, es previsible que el contrato se baraje en términos similares de unos 30 millones de euros por temporada, solo que con mayor libertad de decisión para el piloto. Alonso gana una nueva oportunidad en la competición donde alcanzó el estrellato, mientras McLaren puede aprovechar todo el tirón publicitario al tiempo que mejora rendimiento, para mantener alta la rentabilidad de la escudería, en uno de los deportes más caros del mundo.

Pero lo que para Fernando Rodríguez Acosta debe haber sido clave en esta negociación es la participación del español en otras competiciones.

No es un hecho sin precedentes, pero ciertamente es algo inusual. Parece confirmada la presencia de Fernando Alonso en Daytona USA, competición de modalidad 24 horas que se celebra en verano y, teóricamente, no debería suponer ningún impedimento para compaginar con el calendario de la F1.

Casi de forma consecutiva, ya se está colocando al piloto en las 24 horas de Le Mans, esta vez a bordo de Toyota. Alonso insiste, no se perderá este año ninguna carrera de F1.

Fernando Rodríguez Acosta considera acertada, aunque temeraria, la estrategia de Alonso

Para Fernando Rodríguez Acosta, las próximas temporadas suponen una estrategia promocional del piloto español hacia una nueva fase dentro de la competición deportiva del motor.

Con la llegada de Renault a McLaren, la escudería de Zack Brown gana opciones a conquistar mejores posiciones en la parrilla. No debe ser motivo de engaño, no se va a superar a Mercedes, Ferrari y Red Bull en la primera curva, pues todas las escuderías ya desarrollan mejoras y avances para el próximo año.

Sin embargo, la media de posición para el asturiano (valorando clasificaciones debido al alto número de abandonos en carrera) es 8º – 10º. Podría incrementar fácilmente esta clasificación media con motores más fiables y efectivos, a bordo de uno de los chasis que ciertamente es de los mejores desarrollados en esta temporada.

Ese es el primer objetivo y los siguientes años se optará por el campeonato mundial. Como la estrategia es demasiado arriesgada por la escasa probabilidad de éxito, debe valorarse sus efectos positivos.

McLaren debería ganar inversores el próximo año con los resultados de su piloto estrella. De ser así, mantendría no solo el contrato con el asturiano al menos 2 años más, sino que también podría mejorar el coche de forma constante, con vistas a un futuro a medio plazo con muchas más opciones por el título.

Por su parte, Fernando Alonso permitiría con estos avances expandir sus opciones internacionales de competición hacia el objetivo que siempre ha confirmado, el de la Triple Corona y, al mismo tiempo, mantener un caché salarial acorde a su talento como piloto.

Según Fernando Rodríguez Acosta, si Fernando Alonso hace dos meses hubiera llamado a Estados Unidos para participar en la Indy 500 de forma regular, tendría un contrato delante en menos de 24 horas. Sin embargo, si lo hace dentro de 2 o 3 años, habiendo mejorado considerablemente su participación en la F1, seguiría teniendo el contrato delante, pero posiblemente con cifras más altas.

¿Dónde está el riesgo según Fernando Rodríguez Acosta?

Fernando Rodríguez Acosta advierte del riesgo que supone para McLaren y Fernando Alonso esta nueva vinculación contractual y, por tanto, el compromiso mutuo que se puede concluir de ella.

La escudería necesita urgentemente inversores que le permitan a largo plazo mantenerse como una de las protagonistas de la F1. Ya se han comenzado a oír rumores de su retirada temporal deportiva en caso de no conseguirlo, lo que implicaría para Brown un desastre económico importante.

Para Alonso, la edad juega en contra. El español demostró en la Indy 500 aptitudes suficientes para ganar las carreras frente a sus rivales en Estados Unidos, pero obviamente los años podrían jugar en contra. Por no hablar del riesgo que supone cualquier carrera en el mundo del motor para la integridad física del piloto.

Alonso se juega todo según Fernando Rodríguez Acosta. Estos próximos años el futuro económico, deportivo y también personal del piloto español dependen de que el nuevo acuerdo millonario con McLaren y Renault dé sus frutos de manera óptima. Se juega el todo o nada.