Las funciones de un director de arte son muy importantes. Sin este tipo de trabajadores no podríamos disfrutar del mundo actual, ya que en gran parte ha sido diseñado por este perfil laboral.

¿Cuáles son las funciones de un director de arte?

La función principal de esta figura es la de crear la idea para elaborar un anuncio de televisión, radio, internet o prensa. En muchos casos, el director no solo ofrece la idea, sino que se encarga de elaborar y finalizar la idea, para conseguir que un anuncio pueda llegar a ser todo un éxito.

Para conseguir que un anuncio pueda ser todo un éxito, es muy importante que el director coordine de manera adecuada al equipo de diseñadores, realizadores o fotógrafos entre otros. Su objetivo como jefe debe ser el de conseguir que cada uno de los miembros del equipo hagan bien su trabajo, para conseguir que la idea se convierta en una realidad exitosa. Es decir, el director tiene que estar presente en todo momento, para solucionar cualquier tipo de problema que pueda surgir durante el proceso de desarrollo.

El director debe tener contacto directo con el cliente que le comprará el anuncio publicitario o la idea. El director debe encargarse de no sobrepasar el presupuesto pactado, al igual que tendrá que hacer todo lo necesario para entregar el trabajo contratado a tiempo. Si una de las dos cosas falla, el cliente puede que no acepte el producto, haciendo que el proyecto sea todo un fracaso.

¿Qué hace falta para ser director de arte?

Es muy importante tener conocimientos de este mundo. Para poder ser un buen director de arte es interesante que busques en Google “master direccion de arte”. De esta manera podrás adquirir los conocimientos que necesitarás para poder ser un buen profesional. Si realizas este tipo de master, podrás adquirir conocimientos de fotografía, narración gráfica, semiótica, ambientación percepción… con el objetivo de poder realizar buenos trabajos a tus clientes.

A la hora de realizar este tipo de master, es muy importante que la teoría sea la mínima posible. El objetivo debe ser el de realizar el máximo número de horas de prácticas, para coger experiencia demostrable y poder entrar en el mercado laboral por la vía directa.

Una vez que hayas realizado el master es importante tener un buen don de gentes. No solo para controlar a tu equipo de trabajadores, sino para poder captar a clientes. Si no tienes un buen don de palabra, no conseguirás atraer la atención de tus posibles clientes y por ello no podrás hacer negocio vendiendo tus ideas.

Es muy importante ganar premios, tanto mientras te estás formando, como cuando estés trabajando. Cuantos más premios tengas en tu poder, más cache tendrás. Este cache te ayudará a cobrar más por tus trabajos y sobre todo te ayudará a conseguir que los clientes te contraten y no tengas que buscar tus contratos.

No debes olvidar que los contactos son necesarios a la hora de conseguir clientes. Si eres un buen director de arte, pero no tienes los contactos necesarios, será bastante complicado conseguir cliente. Y ya sabes, sino hay clientes, el futuro laboral se presenta bastante complicado. Por este motivo., siempre se recomienda realizar estos masters en universidades prestigiosas, las cuales te puedan poner en contacto con buenos clientes. Si acabas tus estudios con una buena agenda de clientes y de contactos, la probabilidad de tener éxito en tu negocio será mucho más elevada. Además, si eres bueno, muchas empresas te querrán contratar con buenos salarios. Así no hará falta que montes tu negocio por tu cuenta, asumiendo riesgos.