Cuando pensamos en museos normalmente se nos viene a la cabeza un arte muy refinado, muy elaborado y con gran patrimonio histórico, pero lo cierto es que hay miles de museos repartidos por el mundo que se dedican a exponer las cosas más curiosas que nos podemos imaginar. Hay museos para todo y probablemente de más tipos de lo que nosotros creemos. Existen museos dedicados a los excrementos, a los aliens, a cádaveres… Y muchos más que vamos a conocer a continuación.

Uno de los museos más curiosos del mundo se encuentra en Cancún y es un museo subacuático. En este museo hay casi 500 esculturas representando la vida del país e incluso algunos personajes famosos. Es un museo al que hay que entrar buceando y probablemente su mayor beneficio son las estatuas en sí. Están hechas con materiales que son beneficiosos para la vida marina y en un futuro se convertirán en increíbles arrecifes de coral que ayudarán tanto a la flora como a la fauna del lugar.

En Berlín existe un museo de lo más escalofriante. Se llama Museo Plastinarium y en él se exhiben cadáveres conservados bajo una técnica llamada plastinación. Se extraen todos los líquidos del cuerpo humano y se sustituyen por plásticos y resinas. Hoy en día todavía siguen llegando numerosas donaciones de cadáveres para que sean expuestas en este curioso museo.

En Osaka, Japón, existe un museo dedicado al ramen instantáneo, esos famosos fideos chinos que se cocinan al instante y son sencillos de comer. Hay numerosas formas de cocinar ramen. Se puede hacer con caldos de distintos sabores y el fideo en sí puede ser de numerosas formas y se puede preparar con distintos ingredientes. Además, en este museo podremos degustar diferentes tipos de ramen, nos ofrecen hacer nuestro propio bote y también se pueden participar en actividades organizadas por ellos.

Dejar respuesta