Cada vez más las organizaciones culturales se están profesionalizando. Lo que antes era un hobby, hoy es mucho más. De hecho podemos ver como muchas organizaciones culturales son organizaciones rentables que están promocionando la cultura y creando puestos de trabajo.

Desde Transitarte hemos hablado con responsables de la Universidad de Málaga para tratar este tema y nos han confirmado que cada vez más existe una de manda de estudiantes de master MBA Málaga para formar parte de la dirección de estas organizaciones culturales.

Es algo que no sorprende, porque al fin y al cabo estas organizaciones no son más que empresas. Aunque no en su constitución ni en su objeto social, pero si en la forma en que se organizan. Está demostrado que la organización empresarial es la que mejor funcionan, por eso es normal que en estas organizaciones haya gerarquías y miembros directivos que toman las decisiones importantes.

Un organización cultural, a pesar de no tener un ánimo de lucro o un objetivo exclusivamente económico, quiere siempre llegar a lo máximo. Conseguir que sus objetivos se cumplan es algo que se puede alcanzar si cuentan con los mejores, estos son los profesionales que salen de los mba. Unos estudios de postgrado que forman directivos en todos los aspectos, creando personas capaces de gestionar cualquier tipo de empresa.

El resultado de esta apuesta por personal cualificado ha sido muy positivo. Consiguiendo que organizaciones culturales logren el capital suficiente para hacerse con un museo, crear uno desde cero o lograr conseguir todos los objetivos que se propongan. Al final, el esfuerzo y el trabajo bien hecho da como resultado estos logros. Y el trabajo bien hecho pasa por contratar a los mejores. Y estos expertos en gestión empresarial están contratados y cobrando su sueldo, por eso en mucho casos aceptan en venir a estas organizaciones culturlaes, pues al fin y al cabo es lo mismo, una empresa.

 

Dejar respuesta