Un mayor riesgo en la aparición de demencia en las personas mayores.

Un estudio reciente ha relacionado el uso de medicamentos anticolinérgicos; medicamentos que se usan para el tratamiento del Parkinson, el control de vejiga o incluso para tratar enfermedades crónicas como pueden ser el asma, con un mayor riesgo en la aparición de demencia en las personas mayores.

Al igual que este estudio ha confirmado esta relación directa entre este tipo de medicamentos en específico y la demencia, no ha sido así para otros como pueden ser los antihistamínicos.

En este estudio se analizaron a casi 41.000 pacientes y se observó cuidadosamente qué tipo de medicamentos estaban tomando y cómo afectaban en ellos siendo anticolinérgicos. Utilizaron una escala para esto donde se le daba tres valores a los medicamentos. El valor 1 era un posible anticolinérgico, mientras que los valores 2 y 3 eran definitivamente este tipo de medicamento.

Después de muchos años de estudios y de ver cómo afectaban los medicamentos a los pacientes consiguieron encontrar una relación entre aquellos que se encontraban entre los valores 2 y 3 con la aparición de demencia en las personas mayores. Y aquellos que tenían el valor más alto se encontraban con riesgo incluso 20 años después de haber sido sometidos al tratamiento.

Se trata de un estudio estándar y básico, que no puede decirnos realmente qué medicamentos específicos pueden causar más probabilidad de demencia, pero, aun así, es un paso para que estemos más atentos y sepamos como luchar contra una enfermedad que cada vez afecta a más personas. Así también se puede concienciar a los médicos y hacerles plantearse cuáles pueden ser los efectos a largo y a corto plazo antes de recomendar dicho medicamento a sus pacientes.

Se trata de un proceso que cada vez está más cerca de ayudarnos a combatir esta enfermedad que te priva de tu capacidad de recordar.