Aunque la respuesta a la pregunta ¿Tacones y calcetines? casi siempre era “no”, en la actualidad el “sí” comienza a cobrar más fuerza. Se trata de una tendencia realmente fashion, renovada y elegante que llega con fuerza para quedarse.

Unos bonitos calcetines, por ejemplo con un vestido camisero y unos tacones espectaculares puede conformar sin duda un estilismo perfecto para los tiempos actuales. A continuación se presentan algunos tipos de combinaciones y se repasan los pros y los contras de utilizar esta nueva tendencia moderna.

Cómo combinar calcetines con zapatos

Una de las primeras opciones más “in” para combinar zapatos y calcetines son las sandalias. Por mucho que hace algunos años fuera motivo de bufa el ver a los turistas con las sandalias y los calcetines, en la actualidad este tipo de tendencias llegan para quedarse. Una propuesta de estilismo muy interesante incluso para el frío es la de elegir un bonito vestido con unas sandalias de tacón y unos modernos calcetines combinadas con un buen abrigo y un bolso elegante. En cuanto a los consejos de moda a tener en cuenta en este punto cabe reseñar que si las sandalias son llamativas lo mejor es que los calcetines sean lisos mientras que si se elige un calzado algo más sobrio, por ejemplo en tonalidades negras y sin adornos, se podrán seleccionar unos calcetines con muchos detalles y toques bonitos.

Aunque, como en moda las normas están para romperse, si eres realmente atrevida y quieres salirte de lo establecido sin duda conseguirás un efecto perfecto y ayudarás a tus zapatos a destacar sobremanera si los combinas con unos calcetines en un tono realmente distinto. Por ejemplo, puedes usarlos con unos bonitos zapatos de tacón de fiesta y convertirte en la reina del evento. A la hora de elegir los materiales sin duda para invierno el mejor es la lana con detalles bonitos o prints divertidos, como por ejemplo algunas aplicaciones o algún tipo de encaje diferente.

Y por supuesto no te olvides de enrollarlos más bien por cerca del tobillo porque si el borde de los calcetines coincide con la parte más gordita de la pantorrilla las piernas parecerán mucho más cortas. Si se eligen pantalones para combinarlos con este tipo de calcetines habrá que decantarse por unos tobilleros o de lo contrario el estilismo estará totalmente fuera de tendencia.

Pros y contras de la nueva tendencia tacones y calcetines

Actualmente esta combinación se ha convertido en una tendencia de pasarela que se ha extendido a las calles. Hasta las famosas están vistiendo con esta tendencia. Y es que el mundo de la moda cada temporada presenta una sorpresa nueva. Sin duda los calcetines son una prenda necesaria para las temporadas más frías, ya que permiten proteger los pies a salvo de la humedad, las bajas temperaturas y las lluvias, así que si se llevan con todo tipo de formas y diseños diferentes y con todo tipo de calzado, ¿por qué no deberían de utilizarse con tacones?

Adoptando esta tendencia se abre un mundo de posibilidades, ya que los zapatos, botas, botines y demás calzado de tacón ya no queda relegado al uso de medias o de ningún tipo de prenda en verano, porque pasan a poder combinarse con bonitos calcetines, como por ejemplo los largos por encima de la rodilla, que de otra forma no podrían utilizarse y que ayudan a crear unos looks realmente únicos y con mucha personalidad o los tobilleros, que son perfectos para estilizar cualquier tipo de figura.

Así bien, como notas negativas a la hora de utilizar esta tendencia cabe reseñar que el dress code limita bastante, porque si los zapatos son muy llamativos, los calcetines deberán ser discretos y por tanto la tendencia no resultará tan elegante como en un principio pudiera parecer. Es por ello que, a modo de conclusión cabría destacar que se trata de un estilo perfecto para todas aquellas personas atrevidas que busquen un cambio y un toque de frescura y ruptura con lo establecido para sus outfits mientras que para las personas más clásicas vistiendo probablemente continuará siendo una tendencia no demasiado elegante, así que sólo depende de cada uno el adoptarla para su día a día o reservarla para las pasarelas.