Seguro que durante este mes has visto muchas hormigas voladoras por todas partes. Quizás en la ciudad hayan sido menos abundantes, pero en las zonas más rurales o en pueblos, estas parecían una masa gigante moviéndose de un lado a otro sin razón (aparente). Pues bien, estas hormigas tienen su razón de ser ¿quieres saber por qué?

Existen dos razones principales para que estos insectos alados, las hormigas voladoras, que son prácticamente inofensivos decidan precisamente en octubre salir de sus hormigueros:

  • Otoño es el momento en el que el grano germinado durante todo el verano se seca, por lo que principalmente salen a comer y después con la barriga bien llena deciden aparearse. Es su manera de coger fuerzas, sin embargo algunas de ellas simplemente mueren.
  • Otoño además es la época donde suele haber lluvias que reblandecen la tierra para salir y en la que además si salen no se congelarán porque las temperaturas suelen ser todavía algo altas. Además, si te has fijado, muchas de estas hormigas aparecen con más frecuencia por la tarde que por la mañana, así que no son del todo tan tontas como pensabas.

Así que si habías pensado que el tiempo está loco y que además está volviendo loca a la naturaleza, no te equivoques, porque este tipo de hormiga voladoras nunca se ha confundido, tiene mucho sentido que aparezcan durante octubre y en pleno otoño que en cualquier otra época del año.

Por otro lado, si te preocupa cuánto tiempo van a durar, no sufras porque este tipo de hormigas voladoras mueren a los dos o tres días después de haberse apareado, por lo que no se extenderá mucho en el tiempo la aparición de estas hormigas. Sabemos que son molestas, pero dejemos que la naturaleza fluya por sí sola.