¿Cómo eliminar las varices con Clínica Massana?

Las varices para muchos suponen un tema estético pero en realidad, tal como indica Clínica Massana, se trata de una alteración de la salud que va asociado a varios síntomas como pesadez en las piernas, picor o quemazón.

Opiniones sobre Clínica Massana y sus tratamientos

La frecuencia con que aparecen depende de muchos factores, pero entre un 10% y un 15% de la población las padece, aumentando este porcentaje con la edad y el sexo, pues hay más mujeres afectadas que hombres.

Clínica Massana cuenta con varios procedimientos para eliminar las varices. Entre ellos destacan dos técnicas: La microesclerosis vascular y el tratamiento con microespuma, que según las opiniones de varios pacientes tienen muy buenos resultados.

Mientras que la microesclerosis vascular es una terapia que se utiliza para tratar las varices pequeñas, el tratamiento con microespuma está indicado para cualquier tipo de variz, incluidas las varices de grado I y II.

¿Qué son las varices?

Las varices son dilataciones venosas que impiden que la sangre fluya correctamente. Es una enfermedad que se manifiesta en la parte inferior del cuerpo, como las piernas, aunque en menor medida pueden aparecer en otras zonas.

Es un tipo de dolencia que sufren más las mujeres que los hombres y que está ocasionada por cambios hormonales, menopausia, sedentarismo, embarazos y factores hereditarios.

Generalmente las personas con varices padecen los siguientes síntomas: quemazón en pies y tobillos, cansancio y pesadez en las piernas, picores y dolores, calambres, fatiga y hormigueo.

En función del tamaño las varices pueden estar clasificadas en tres grupos:

  • Grado I. Varículas o arañas vasculares.Son las varices más pequeñas y pueden ocasionar sensación de cansancio y quemazón, pero generalmente son un problema estético.
  • Grado II. Varices reticulares. Son varices de tamaño mediano, que ocasionan dolor debido a la inflamación de la superficie de la piel.
  • Grado III. Varices tronculares. Son varices gruesas y presentan un riesgo muy grave porque afectan a las venas más importantes de las extremidades.

Prácticamente todos los estadios tienen solución sin cirugía.

Tratar la microesclerósis vascular

La microesclerosis vascular de Clínica Massana

La microesclerosis vascular es una terapia que se utiliza para tratar las varices pequeñas a través de la inyección de una sustancia líquida que provoca que la variz se seque y desaparezca.

Las venas varicosas se reabsorben haciendo que la sangre fluya hacia otras venas sin dejar ninguna marca, produciendo de esta manera la eliminación de varices en la zona tratada.

Tras el procedimiento, es recomendable llevar una media de compresión en la zona durante un día, pero el paciente podrá realizar sus actividades habituales después del procedimiento.

Un alto porcentaje de pacientes de Clínica Massana que han utilizado este método tienen opiniones favorables acerca del tratamiento, ya que han conseguido eliminar sus varices sin que quede rastro de ellas.

La microespuma de Clínica Massana

La microespuma es un tratamiento contra cualquier tipo de variz, incluidas las varices de grado I y II.

Consiste en la inyección de una sustancia que, al introducirla en la vena, forma una espuma que bloquea el paso de la sangre por su interior.

La reacción que produce el contacto de la microespuma con la variz hace que esta vaya desapareciendo progresivamente en un plazo de 6 – 8 semanas.

Además, no necesita anestesia, ya que es un proceso ambulatorio e indoloro que permite al paciente volver a sus actividades después de cada sesión.

Normalmente, el número de sesiones depende de la extensión y el tamaño de la variz, pero lo habitual es que se realicen entre 5  y 10 sesiones.

Sus buenos resultados tanto estéticos como funcionales son asombrosos y están generando opiniones positivas.

Cuida tu salud a través de Clínica Massana

Eliminar las varices en Clínica Massana

Clínica Massana, especializada en el tratamiento de las varices, ofrece a sus pacientes las técnicas más punteras. Entre las que se encuentran: La microesclerosis vascular y la microespuma. Ambos procesos aportan los mejores resultados para combatir este problema.

Para prevenir la reaparición de las varices está indicado continuar con otros tratamientos complementario, como masajes en la zona o la colocación de unas botas neumáticas presurizadas para activar la circulación.

Dependiendo del resultado que busquemos, se pueden realizar dos tipos de masajes.

  • El masaje reductor-reafirmante actúa sobre el tejido corporal superficial para estimular y drenar la zona, mejorando la circulación sanguínea y la apariencia del tejido.
  • Masaje venoso profundo se aplica sobre el sistema circulatorio y linfático con la intención de facilitar el drenaje de edemas o mejorar la circulación.

Según las opiniones de los profesionales de Clínica Massana, estos masajes están recomendamos para complementar los tratamientos anteriormente mencionados, ya que ayudan a obtener mejores resultados y a la recuperación del paciente.

Además, en Clínica Massana se realizan masajes también como técnica quiropráctica. Ayudando a resolver los problemas relacionados con la flacidez, la circulación y la celulitis.

Por ello, los masajes realizados en la clínica pueden ser de carácter reafirmante o de carácter circulatorio y drenante. Asimismo, es importante resaltar que el equipo técnico de Clínica Massana se ha formado en las mejores escuelas de masaje.

Por último, entre las opiniones tanto de profesionales de la clínica como de pacientes, la presoterapia con botas es considerada de gran utilidad porque está especialmente ideada para su uso diario y doméstico. Con ellas, se puede disminuir la sensación de fatiga de las piernas cansadas, ajustando la intensidad del masaje neumático. Este sistema permite realizar un masaje profundo mediante aire a presión y favorecer la circulación de la sangre.

Otro tratamiento: Plataforma láser

Clínica Massana también cuenta con otra técnica muy efectiva a la hora de eliminar las varices. Se trata de la plataforma láser.

La plataforma láser, hoy en día, es una buena solución para el tratamiento de varices y arañas vasculares, debido a que aplica láser de diodo de manera selectiva sobre los capilares dilatados, y sin dañar la piel.

Sus beneficios son múltiples, gracias a que el uso del láser para eliminar las varices produce menos hematomas y la recuperación es más rápida. Incluso, la incorporación a la actividad cotidiana puede ser inmediata.