Son muchas las personas a las que les gusta pintar y dibujar con diferentes elementos como los lápices los permanentes, los rotuladores, las acuarelas, las tintas, etc. Cada tipo de forma de pintar requiere de unas cualidades diferentes y es por ello que también se necesitan distintos tipos de papeles para poder hacer buenas pinturas con cada tipo de elemento o material. Es muy importante elegir el papel ideal para cada tipo de material o pintura si queremos conseguir hacer un buen dibujo o que éste dure más tiempo sin deteriorarse o amarillear.

Tipos de papeles para pintar

Primero que nada debes tener en cuenta que el gramaje, que determina el grosor de los papeles de pintar que vayamos a escoger, es lo que debemos revisar a la hora de escoger un papel de pintar. Cuanto mayor sea el gramaje más grueso será el papel y esto es importante según el material que vayamos a usar pues mientras para hacer dibujos bastará con una hoja sencilla de 80 gramos, para pintar después el dibujo sin duda se requeriría desde el principio de una hoja de más de 200 gramos.

Esto debe pensarse desde antes de empezar a dibujar porque por ejemplo el papel de resma, que suele tener unos 85 gramos, se arrugará con el agua en la mayoría de los casos si decidimos pintarlo con acuarelas con lo que sin duda no se trata de la mejor opción para usar en este tipo de dibujos.

Asimismo, las hoja normales de las carpetas o de los cuadernos (da igual que estén lisas o rayadas o cuadriculadas) tampoco superan nunca los 85 gramos y por tanto tampoco son una buena ideal para hacer dibujos con pinturas al agua ni con tinta china ni con acuarelas.

Sin duda para pintar con este tipo de elementos recomendamos siempre los papeles similares a las cartulinas que sí superen los 120 gramos, o por ejemplo el papel pergamino, que suele ofrecer un buen rendimiento para las pinturas con acuarela, al óleo, etc. Si te interesa aquí puedes ver un ejemplo de este tipo de papel.

También hay papeles muy interesantes para hacer retratos con lápices o para entintar que permiten hacer trazos muy limpios. Siempre es mejor elegir este tipo de papeles con tonos mate, nunca texturados, sin brillos, siempre lisos o de contrario la tinta se trabará sin quedar bien o se correrá antes de secarse. Este es un tipo de papel muy interesante para dibujar cómicas, aunque recomendamos sobre todo las hojas mate de 150 gramos para conseguir resultados perfectos.

Asimismo, para pintar con acuarelas recomendamos al menos papeles con un gramaje que sea superior a los 200 gramos. Además recomendamos también que el papel tenga en su composición algodón para absorber bien el agua sin arruinar los dibujos (fuente).

Los papeles que tienen grano o textura se suelen usar con gran gramaje para hacer pinturas con tinta o al óleo. Es una buena idea para conseguir hacer pinturas uniformes y buenos sombreados. En el momento de escoger el papel de pintar perfecto para cada uso en general recomendaríamos los blocks con poco gramaje o los anillados para hacer bocetos y dibujos muy puntuales que no vayas a pintar después. Una buena opción es el papel de boceto en block porque te sirve para poder calcarlo después en una hoja con mayor gramaje y pintar con tinta, con acuarela, etc.

Asimismo, las hojas de mayor gramaje como las chambril o el papel de pergamino son la mejor opción para poder dibujar directamente con pincel o pluma. En general recomendamos siempre elegir los materiales que vamos a utilizar para nuestro dibujo (lápices, acuarelas, tinta, etc.) antes de ponernos manos a la obra y a partir de ahí seleccionar el tipo de papel que vamos a utilizar. Realmente las marcas importan bastante poco pues sobre todo te recomendamos elegir un papel de calidad y con un gramaje adecuado que se adapte al tipo de elementos que vayas a usar para pintar.

Dejar respuesta