Los 7 motivos por los que el Lipoláser de Instituto Médico Láser cobra tanta expectación

El lipoláser (también conocido como laserlipólisis o, sobre todo, como liposucción láser), es un tratamiento de relativa reciente aplicación, que tiene como objetivo eliminar la grasa localizada y sobre el que el Instituto Médico Láser está confirmando una expectación creciente en torno a él.

Instituto Médico Láser y el tratamiento de lipoláser

Hay muchos motivos por los que el interés por el lipoláser está en auge. En este artículo hemos seleccionado 7 principales de estos motivos, por los que en Instituto Médico Láser están optando más por este tipo de tratamiento para reducir la grasa de los pacientes:

¿Qué es el lipoláser?

En primer lugar, vale la pena identificar el proceso, en qué consiste y cómo puede ofrecer los resultados que tanto valoran los pacientes.

El lipoláser consiste en aplicar de forma transcutánea una luz láser. Esta luz calienta el tejido graso y derrite las células grasas. En Instituto Médico Láser utilizan para ello la tecnología de SlimLipo Aspire.

SlimLipo Aspire es un equipo que emite dos longitudes de onda. Una de ellas, la de 924 nm, destruye el tejido graso. Este láser emite calor, que absorben las células grasas. Conforme la absorben van aumentando, hasta que su membrana celular explosiona, así es como las células adiposas se destruyen sin riesgo. La otra longitud de onda, de 975 nm, actúa estimulando la producción de colágeno nuevo, un elemento indispensable para la tersura de la piel.

Por las características del tratamiento, el lipoláser de Instituto Médico Láser está recomendado para eliminar la grasa localizada en determinadas zonas concretas, incluso en aquellas a las que la liposucción tradicional no es capaz de llegar, ni se puede actuar sobre ellas solo con dieta y ejercicio.

El lipoláser en los casos imposibles de liposucción

Una de las principales razones por las que adquiere tanta expectación es que no solo es una alternativa a la liposucción, sino la “única” opción para muchos pacientes, allí donde la liposucción no es aplicable.

Esto sucede en zonas del cuerpo como la parte interna de brazos y muslos, rollitos altos del sujetador, michelines, la zona anterior de la rodilla… así como en pieles especiales, como pieles muy finas, dañadas, envejecidas o irregulares.

Igualmente, también es efectivo en aquellas zonas en las que no se puede reducir la grasa ni con ejercicio ni con dieta. Abdomen, tobillos, rodillas y muslos son algunas de estas zonas que, por mucho que se intente reducir a base de ejercicio, los resultados son en el mejor de los casos reducciones parciales del volumen de grasa.

El lipoláser de Instituto Médico Láser transmite mayor seguridad

Como es lógico, el hecho de que el lipoláser ofrezca máxima seguridad como tratamiento de salud y estética, motiva a muchos pacientes de Instituto Médico Láser a escogerlo de forma preferente.

Seguridad en tu tratamiento de Lipolaser

Este tratamiento no necesita hospitalización. Una vez finalizado el tratamiento el paciente se puede marchar a casa sin problema. Además, se puede realizar  con anestesia local, lo que además de suponer mayor confianza para el paciente, evita la aparición de hematomas y facilita la recuperación en menos tiempo.

Instituto Médico Láser y las ventajas de Slimlipo Aspire

Para una liposucción láser Instituto Médico Láser aprovecha la tecnología Slimlipo Aspire, que permite actuar sobre cierta grasa en concreto y retraer la piel, según la longitud de onda que se aplique. De hecho, esta tecnología ofrece varias ventajas añadidas. Por ejemplo permite también personalizar el tratamiento para las necesidades de cada paciente.

Y, en general, Slimlipo Aspire ofrece una técnica más sencilla para el médico, facilita el acceso a ciertas zonas delicadas con su flexibilidad y reduce el sangrado, porque tiene efecto coagulante, entre otras muchas ventajas.

Un resultado más estético y natural

Entre las muchas diferencias entre lipoláser y liposucción, el resultado estético del primer tratamiento suele ser uno de los principales motivos por el que los pacientes de Instituto Médico Láser lo escogen.

El lipoláser no se limita a destruir los adipocitos, sino que además de ello el tratamiento consigue contraer la piel y, de esta forma, se reajusta de una forma completamente natural al nuevo contorno resultante.

Es más, el tratamiento de lipoláser induce también la generación de nuevas fibras de colágeno, así se consigue mejorar el aspecto visible y al tacto de la piel una vez el periodo de recuperación ha terminado.

Lipoláser y la recuperación

En cualquier tratamiento de estética o cirugía, todo lo relativo a la recuperación supone la principal preocupación para la paciente, incluso por delante de los resultados, que también son positivos.

El lipoláser es menos agresivo que la liposucción, lo que siempre facilita al paciente volver a sus rutinas diarias.

Tras la operación solo debe preocuparse de mantener una faja compresiva y evitar hacer ejercicio intenso. A veces la recuperación también requiere antiinflamatorios y antibióticos, pero suele ser la única medicación recetada.

Parte de esta rehabilitación tan rápida se debe a que las incisiones en el tratamiento son muy pequeñas, apenas miden entre 1 y 2 mm, por lo que son más fáciles de cicatrizar y menos perceptibles a la vista.

El 90% de éxito satisfactorio en Instituto Médico Láser

Tras realizarse el lipoláser en Instituto Médico Láser, el grado de satisfacción alcanza el 90%. El paciente consigue eliminar la grasa más difícil y, además el contorno se corrige y la piel consigue una adaptación con firmeza en esa zona.

Permite diseñar protocolos muy específicos

Gracias a la precisión del láser Slimlipo Aspire y a la experiencia de más de 6.000 zonas tratadas, en Instituto Médico Láser han diseñado protocolos de lipoláser muy específicos como Tanga Lift, que redondea y mejora la forma de los glúteos con la posibilidad de aumentar su proyección, o como el protocolo de Lipoláser en la menopausia, que corrige los cambios de volumen corporal propios de esta etapa de la vida de la mujer.

 

Dejar respuesta