Los centros de transformacion se ocupan de transformar la energía proveniente de la alta tensión en baja y media tensión para el consumo de los usuarios. La red eléctrica es un sistema que nace desde las centrales eléctricas donde se genera, se transporta mediante la red de distribución eléctrica y se transforma en útil gracias a estas subestaciones, unos habitáculos que todos conocemos porque su aspecto exterior es inconfundible, aunque ya no sean los antiguos edificios ciertamente peculiares.

Centros de transformación

 Están presentes en el paisaje y también donde no podemos verlos y sin la colaboración en la red eléctrica de estos elementos indispensables, la utilidad de la energía eléctrica para el consumo diario no sería posible, por lo que están sujetos a servicios de averias electricas 24h. Los responsables de dicha labor son los transformadores, una serie de elementos cuyo conjunto es el encargado de operar y trabajar con una o varias líneas, por lo que también podemos encontrar más de un transformador en cada centro.

Suelen estar repartidos por diferentes lugares y sus localizaciones obedecen a las necesidades de los núcleos de población, así como a las de las obras y actividades que necesitan de la colaboración de estos centros para obtener energía en baja tension. Existen varios tipos, por lo que nos podemos encontrar con los de intemperie, normalmente en zonas interurbanas o localizaciones rurales donde los núcleos de población son reducidos y están separados entre sí y alejados de los núcleos urbanos.

 Los podemos reconocer como instalados sobre un apoyo y elevados en aéreo, útiles para electrificar instalaciones agrícolas o ganaderas. Los de intemperie y compactos se instalan a menudo en emplazamientos rurales o separados de las grandes redes eléctricas urbanas y que demandan potencias eléctricas superiores a las que ofrecen los centros sobre apoyo, tal y como ocurre también con las instalaciones alta tension. Los podemos ver junto a autopistas para el alumbrado, grandes naves agrícolas y zonas de peaje.

 Y es que según la normativa actual, los centros de transformacion deben ubicarse fuera de los núcleos urbanos para evitar que los usuarios estén en contacto directo con las subestaciones. Así pues, le legalidad también establece las características del habitáculo donde se establecerán las mismas, para acomodar las tareas del personal cualificado en el caso que correspondan; ya que las revisiones periódicas son de obligatorio cumplimiento. De esta manera se pueden prever las averías de la instalación y evitar sus consecuencias económicas.

Dejar respuesta