En un tiempo en el que el número de viajes al extranjero se ha disparado de manera descomunal por diversos motivos como la búsqueda de trabajo en otro país, o simplemente por viajes de placer, es necesario que tengamos en cuenta algunas nociones básicas de aquellas cosas que necesitamos cuando salimos de viaje por un país que no es el nuestro.

Para empezar, algo que resulta obvio es tener toda nuestra documentación en regla. Cuando viajamos a cualquier país extranjero, salvo que estemos en los países de la Unión Europea, es obligatorio que llevemos nuestro pasaporte y nuestro DNI en regla y que tenga una caducidad de menos de 6 meses en la fecha del inicio del viaje.

 

Otra cosa esencial es nuestro seguro de viaje. Muchas personas no dan importancia a este tipo de cosas porque tienen la idea equivocada de que a ellos no les pasará nada. Pero nadie está a salvo de tener algún tipo de percance de diversos tipos. Por ello es recomendable contratar un seguro de viaje lo más completo posible que nos ayude en caso de pérdida de equipaje, cambios en las condiciones de nuestro viaje o cualquier tipo de accidente en nuestro destino, especialmente si por causa de ese accidente necesitásemos atención médica en el destino.

Pero no es lo único que debemos preparar antes de salir de viaje a algún país extranjero. También sería recomendable inscribirse en el registro de viajeros. De esta manera quedaremos registrados en todas las bases de datos oficiales de cada país y así en caso de tragedia de algún tipo, como puede ser un percance meteorológico, nuestra embajada sabrá donde localizarnos y así ayudarnos a volver a nuestras casas sanos y salvos.

Dejar respuesta