Las grandes empresas mundiales cada vez quieren acaparar más mercado. Aunque empezasen dedicadas a una actividad comercial en concreto, han entendido que las marcas también son un modo de vida y siguiendo la estela que décadas atrás marcaron Nike o Nestle, por poner dos ejemplos, Una gran empresa como Amazon vuelve a anunciar que amplía su mercado.

 

Ahora, alimentos

Si hace apenas unos años que entró en España la gran compañía y que es dura competencia para las tiendas de libros y ocio en general, ahora Amazon quiere aumentar su stock de ventas a otros productos y comenzar a vender carne y verdura fresca.

Muchos son los que se han asombrado ante esta iniciativa y la tachan de equivocada o desconfían. La carne y la verdura son productos que los consumidores prefieren comprar en persona y elegir en los establecimientos. O al menos así era hasta ahora.

Amazon rara vez se equivoca

Los hábitos de compra de los ciudadanos están cambiando: las horas de trabajo aumentan y cada vez se dispone de menos tiempo para ir a comprar. Eso lo saben en Amazon, que quiere situarse en cabeza para estas ventas, si los supermercados como Mercadona o El Corte Inglés ya venden alimentos pro su web, ¿por qué no lo van a hacer ellos?

El primer escollo que deberán cubrir es el cambio de mentalidad en los consumidores, que asocian la marca de Amazon al ocio y la modernidad, no a los alimentos. Dentro de poco empezaremos a ver una gran campaña por su parte y seguramente venderán un producto de calidad funcione en el boca a boca y los clientes cojan el hábito de comprarles.

Sea como sea, el mensaje está claro: se acercan nuevos tiempos en cuestión de consumo y las grandes marcas tratan de adelantar sus movimientos.

Dejar respuesta